¿De dónde salió la Cerveza?

0
965

¡Feliz día cervecer@s! Después de un merecido descanso venimos en nuestro blog de Escuela Cervecera con temas interesantes alrededor del mundo de la cerveza que de seguro te va a encantar. ¿Ya tienes tu cerveza fría en la mano? Esperamos que así sea, pues hoy empezaremos contando un poco de cómo ésta bebida (que no faltará en tu nevera, ni en la mía),evolucionó a través de las culturas antiguas hasta convertirse en la bebida alcohólica más popular del mundo, y que incluso ¡tú! Desde tu casa hoy en día puedes elaborarla. Sí, leíste bien, desde tu propia casa. Acompáñanos durante este año a aprender a cerca del fascinante mundo de la cerveza, a compartir experiencias de vida en su elaboración  y si tienes algún tema que quieres que compartamos no dudes en escribirnos.

 

El origen de la primera cerveza

La historia nos cuenta que hace miles de años en el oriente medio el hombre primitivo elaboraba una bebida a base de raíces, cereales y frutos silvestres que quedaría registrada en la historia como la primera cerveza.  Los ingredientes se masticaban previamente para lograr nuevos sabores y texturas tras la maceración, dicha transformación se descubriría siglos después como el proceso de fermentación.

Se cree que la cerveza tuvo su origen en la Antigua Mesopotamia hace más de 7000 años cuando los sumerios asentaban la mezcla previamente masticada y la humedecían con agua. Después de varios días en reposo la levadura silvestre convertía la mezcla en una bebida alcohólica. En lenguaje sumerio se reveló a través de unas tablillas la fórmula de elaboración casera de la cerveza en la que se cuece pan, se deshace en migas, se prepara una mezcla en agua, y al cabo de un tiempo se consigue una bebida que todos bebían porque según los sumerios “transformaba la gente en alegre, extrovertida“¿Les suena familiar esta sensación?  Asimismo, se apreciaban varias personas tomando la particular bebida de un mismo recipiente.

Los orígenes de la cerveza, son los orígenes de la agricultura. Los asentamientos humanos se hicieron alrededor de los cultivos para hacer pan y cerveza. Para los primeros bebedores de cerveza, la mezcla era un alimento que proveía una fuente de azucares que no se conseguían fácilmente. Los babilonios, por su parte, no se quedaron atrás en su escuela de aprendizaje de modo que heredaron de los sumerios el arte del cultivo y la elaboración de dicha bebida.

La cerveza en las culturas antiguas

La cerveza llegó a todas las culturas. Los primeros en comercializarla fueron los egipcios siendo tan popular que incluso se podían pagar impuestos con ella. En Egipto se introdujo como parte fundamental de la dieta cotidiana, llevó el nombre de “Zhytum”y fueron ellos quienes le agregaron ingredientes como romero, miel, jengibre, eneldo que la enriquecían en aroma y color.  Todas las personas tenían derecho a 5 panes y dos cervezas al día. El vino en Egipto era para la élite pero la cerveza era para todos.La cerveza pasó de Egipto a Europa a raíz de las cruzadas. Los caballeros de regreso a sus países las llevaban consigo.

Los griegos y los romanos introdujeron la bebida por las relaciones comerciales que tenían con los egipcios. Así las civilizaciones y culturas del mundo fueron descubriendo como hacer un producto que sin ser divulgado iba encaminando hacia un mismo proceso evolutivo. Si tenías un cereal podías hacer cerveza lo dice la historia. Los chinos elaboraban cerveza a través de cebada, trigo y espelta. Los japoneses el conocido Sake a partir de arroz, los rusos usaban el centeno, y en América, las civilizaciones precolombinas utilizaban el maíz.

Para el Siglo XV se descubrió una nueva versión de la bebida gracias a mercaderes holandeses quienes le agregaron el Lúpulo, una planta que contaría una nueva historia en la elaboración de la cerveza.  Además de evitar su putrefacción y aumentar su tiempo de duración, la bebida ya lupulada, presentaba nuevos sabores y olores, y se convertiría en un producto para el comercio. La variedad que contenía lúpulo se denominó “Cerveza” la que no se llamaría “Ale”.

En España la cerveza se popularizo en el siglo XVI gracias a un emperador que instaló una fábrica productora en el monasterio con ayuda de un maestro cervecero, en los monasterios monjes aportaron a la historia documento los procesos de mejora en su elaboración.

Industrialización de la cerveza

La época dorada para la cerveza llegó con la revolución industrial. Gracias al uso de sistemas de bombeo con máquinas de vapor y el descubrimiento de la aplicación en frio fue posible cambiar el proceso de elaboración artesanal a industrial. Louis Pasteur (investigador francés) revolucionó el mundo cervecero a través del uso del microscopio en la identificación de las levaduras que son las responsable del proceso de transformación de azucares en alcohol.  Gracias a esto, pudieron desarrollarse cervezas de mayor calidad. Entre ellas las cervezas Lager refrescantes y espumosas obtenidas por la acción de un tipo de levadura (Saccharomyces Pastorianus) descubierta por Emil Christian Hansen mientras trabajaba en el laboratorio de la cervecería Carlberg en Dinamarca. Estas levaduras actuaban a temperaturas inferiores gracias a técnicas de frio industrial, a diferencia de las tradicionales (Cervezas Ale) que se hacían a temperaturas superiores.

Desde 1945 la industria cervecera ha logrado un auge importante. De 1945 a 1965 se duplicó la producción mundial. Hoy casi, todos los países industrializados de Asia y América tienen industrias cerveceras que suelen producir cervezas tipo lager de calidad media o baja.  Los gremios industriales o monopolios son los que llevan la bandera de la cultura cervecera a los mercados nacionales y de exportación, basando su publicidad en la tradición artesanal de la cerveza pero lo cierto es que estas grandes empresas elaboran productos en masa pensados para los consumidores y apoyados en la tecnología con las cueles logran grandes volúmenes de cerveza.  Son las fábricas pequeñas las que garantizan la verdadera tradición y la enorme variedad en sabores y tipos de cervezas. El hecho de que la mayoría de estas cervecerías sean pequeñas, comparadas con las grandes industrias, no impide que algunas de ellas sean punteras en términos de calidad y de tradición.

Así pues amigos la cerveza es una bebida alcohólica fermentada no destilada, que se extendió por el mundo gracias a el arte de su producción.  Con el uso de cualquier grano (cebada, maíz, centeno, trigo arroz) las civilizaciones antiguas construyeron la historia para que la cerveza de cebada se convirtiera en la más  popular.  El legado que nos dejan es que con el uso apropiado de 4 ingredientes básicos: Agua, Lúpulo, grano malteado, y levadura podemos hacer cerveza con nuestro propio sello. La diferencia de la cerveza en el color, aroma, textura y sabor dependerá de los ingredientes que utilicemos pero el camino es el mismo. El mundo hizo la cerveza, tú también puedes hacerla. ¿Empezamos?

Participa en nuestro evento online de la semana de la cervecería artesanal registrándote con tu correo electrónico en  www.escuelacervecera.com/semanaca